Blog

Estímulos naturales: recursos a nuestro alcance

Entendemos por estímulos naturales todas aquellas técnicas que fundamentan su acción en el uso recursos primarios naturales, como el agua, también el agua de mar, el sol o la tierra.

Todos conocemos en mayor o menor medida los beneficios que nos pueden ofrecer estos recursos. Por ejemplo, cuando nos lavamos la cara con agua fría por la mañana para espabilarnos, o nos damos un baño caliente para relajarnos, cuando vamos a un spa y entramos en una sauna, alternamos piscinas de distintas temperaturas, o hacemos uso de los chorros de agua…estamos aplicando técnicas de hidroterapia. Otro ejemplo, cuando hace bueno y nos decidimos salir a pasear con la intención de que nos dé el sol, esos baños de luz solar, que nos recargan de energía y ofrecen múltiples beneficios, son helioterapia. También nos beneficiamos de la geoterapia en situaciones comunes, por ejemplo cuando nos pica un mosquito y nos aplicamos barro, o bien cuando nos hacemos mascarillas faciales con base de arcilla, o cuando nos hablan de una tierra medicinal y decidimos mezclarla con agua y embadurnarnos todo el cuerpo de la mezcla resultante.

En los tratamientos de hidroterapia, talasoterapia, helioterapia y geoterapia, intervienen principalmente tres factores, que pueden presentarse a la vez o solamente uno o dos de ellos:

  1. Factor térmico: podemos beneficiarnos del trabajo a temperaturas más altas o más bajas, incluso podemos alternarlas, según el caso, las circunstancias y la finalidad.
  2. Factor mecánico: nos ayudamos de la aplicación a distintas presiones sobre partes específicas del cuerpo para favorecer un estímulo determinado.
  3. Factor químico: según la técnica pueden intervenir sustancias, como minerales, gases, o la propia luz del sol, que provocan reacciones de naturaleza química sobre nuestro organismo.

Este gran alcance de aplicación hace que existan numerosas y variadas técnicas relacionadas con estas disciplinas. Algunas de ellas son más complejas y necesitaremos el uso de espacios y recursos especializados para realizarlas, pero hay gran cantidad de ellas que son muy simples y de fácil aplicación, que pueden llevarse a cabo perfectamente en nuestro hogar o dentro de nuestra rutina cotidiana. Es por este motivo que el trabajo con estímulos naturales se convierte en una muy buena herramienta para complementar cualquier tratamiento natural.

Si deseas conocer con mayor profundidad cómo el agua, la tierra y el sol pueden ser medicina para ti no dudes en contactarme para aclarar dudas, escríbeme mediante el formulario del apartado CONTACTA.

Scroll al inicio